9 oct. 2011


Siempre estuviste por encima de todo. Aún hoy lo estás.
Realmente, nunca me importó lo demás. Nunca hubo nada que perder.
Excepto a ti.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario